lunes, 29 de octubre de 2012

Danza de dragones

ATENCIÓN: Esta entrada contiene spoilers de la saga “La canción de hielo y fuego”; no la leas hasta haber acabado la tercera novela, “Festín de cuervos”.

Según parece, la saga de “La canción de hielo y fuego” va llegando a su fin. “Danza de dragones” es la quinta parte de las siete que un principio proyectó el autor, George R. R. Martin. Sin embargo, las tramas y las intrigas siguen tan vivas como siempre y la historia está más interesante que nunca.

Como sabéis, los sucesos ocurridos tras la tercera entrega, “Tormenta de espadas”, se dividieron en dos volúmenes: el cuarto, “Festín de Cuervos”, que se centra en los personajes que están al sur del Cuello y en Braavos, y el quinto, este mismo, que nos descubrirá qué ha ocurrido con Tyrion, Jon, Daenerys y muchos otros más.

Tras la muerte de su sobrino y de su padre, Tyrion despierta en la bodega de un barco que lo lleva lejos de Poniente. Allí le espera su destino en forma de elección, una elección en la que para mantener su honor y el sentido de su vida, tendrá que hacer grandes sacrificios y esfuerzos. Mientras, más al este, en la Bahía de los Esclavos, Daenerys tendrá que enfrentarse a la tarea de gobernar su recién conquistada ciudad, Meeren, y defenderla de sus enemigos, tanto externos (Yunkai, Volantis, Nueva Ghis) como de los internos (rebeldes, políticos y antiguos nobles). Hacia Meeren y hacia Daenerys, navega ya Quentyn Martell, hijo del Príncipe Dorian de Dorne, con una oferta de matrimonio que le abriría las puertas de Poniente a la reina Targaryen.

Entretanto, en el Muro, Jon Nieve comienza a saborear las amargas tareas que le corresponden como nuevo Lord Comandante de la Guardia de la Noche, haciendo malabarismos para contentar a sus hombres, a los del rey Stannis, a los del dios rojo R'hllor y a los salvajes mientras defiende el Muro de los Otros y sus espectros. Al sur del Muro, Stannis intenta convocar a los norteños y reunir un ejército y combatir contra las huestes de los Lannister lideradas por los Bolton y los Frey. Y más allá del muro, lejos, al norte, Bran y sus amigos siguen su camino en busca del cuervo de tres ojos guiados por un misterioso personaje.

Y además de todo esto, muchas más sorpresas y personajes, intrigas, asesinatos, giros de trama, encuentros y desencuentros y ansia de poder salidos de la genial imaginación de Martin. A pesar de ser la quinta entrega, la historia no tiene pinta de tener un final claro, con lo que tendremos que esperar a la siguiente (aún no publicada), “Vientos de invierno”.

Más información:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada