lunes, 15 de octubre de 2012

Festín de cuervos

ATENCIÓN: Esta entrada contiene spoilers de la saga “La canción de hielo y fuego”; no la leas hasta haber acabado la tercera novela, “Tormenta de espadas”.

Vamos llegando al ecuador de la trama; “Festín de cuervos” es la cuarta entrega de “La canción de hielo y fuego”, de George R. R. Martin, situado cronológicamente justo después de “Tormenta de espadas” pero con algunas particularidades. Cuando Martin comenzó a escribir este libro comprobó que le estaba ocupando demasiado espacio así que decidió partir la historia por la mitad en dos libros, pero en vez de hacerlo cronológicamente como habría sido lo normal, lo hizo geográficamente. Me explico, en este libro, Martin narra la historia de los personajes situados al sur del Cuello (y en Braavos en el caso de Arya) y deja el resto para el siguiente libro, “Danza de dragones”.

Tras la muerte de Joffrey y de Lord Tywin, Cersei Lannister se proclama regente y gobierna en nombre de su hijo, el rey Tommen. Sin embargo, vive angustiada y temerosa de su hermano Tyrion, de los Tyrrell y de una profecía que le fue hecha en su niñez. Para vencer sus temores, Cersei se rodea de personajes de dudosa reputación como los Kettleblack o Qyburn que la ayudarán en sus intrigas contra la esposa de su hija, la “perenne viuda” Margarey Tyrrell.

Jaime Lannister vuelve a ocupar su cargo como Lord Comandante de la Guardia Real a pesar de haber perdido la mano derecha. Atormentado por la muerte de su padre (de la que se cree responsable por haber liberado a Tyrion) y por las palabras del Gnomo respecto a los amores de Cersei, Jaime está decidido a recuperar un honor que quizás nunca perdió del todo. Por ello, dispuesto a mantener su promesa, envía a Brienne en busca de la pequeña Sansa Stark, la cual parece haber desaparecido tras el asesinato de Joffrey.

Brienne se lanza a la búsqueda con determinación pero no tiene ni idea de por dónde empezar. Ni siquiera la ayuda de Podrick Payne, antiguo escudero de Tyrion (el marido de Sansa), le ayuda a encaminar el rastro, por lo que Brienne decide ir hacia el Valle Oscuro, lugar natal del también desaparecido ser Dontos. Pero lo que no imaginan ni Jaime ni Brienne es que Sansa se encuentra a salvo en el Nido de Águilas bajo la protección del Lord Protector, Petyr Baelish, que ya tiene algunos planes para ella.

En las Islas de Hierro, los capitanes andan revueltos tras la misteriosa muerte del rey Balon Greyjoy y la vuelta de su todavía más misterioso hermano, Euron Ojo de Cuervo. Tanto Euron como su hermano Victarion y su sobrina Asha (hija de Balon) se disputan el trono de Piedramar, por lo que el sacerdote Aeron Pelomojado (hermano de Balon, Euron y Victarion), oyendo a su Dios Ahogado, decide convocar una asamblea de capitanes como se hacía en la antigüedad. Mientras, en el Muro, Sam se dispones a iniciar un viaje por mar acompañado de Eli, su hijo y el maestre Aemon. Por orden de Lord Nieve, Sam se dirige hacia Antigua para convertirse en maestre y dar un mejor servicio a la Guardia de la Noche. En su particular odisea hará escala en Braavos, donde se topará con una pequeña Arya que comienza a prepararse para servir al Dios de Muchos Rostros.

Más información:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada