lunes, 8 de octubre de 2012

Los invitados al jardín

El libro del que hoy quiero hablaros es “Los invitados al jardín” de Antonio Gala. He de confesar que, desde que vi dos entrevistas que le hicieron en “Buenafuente” y “El hormiguero”, he sentido cierta curiosidad y simpatía por este autor. Por eso, cuando decidí ampliar mis horizontes de lectura, él fue uno de los primeros elegidos y me veo ahora en la obligación de agradecer a Andreu y Pablo Motos ese primer acercamiento (injusto sería también no agradecer en este aspecto a mis profesoras de Literatura, Carmen y María José, ara las que añado un cariñoso saludo).

“Los invitados al jardín” es una colección de relatos cortos de lo más variopinto centrados en una idea común: el amor, las falsas expectativas que nos hacemos y que casi siempre acaban no cumpliéndose. Estos relatos, ubicados en la década de los 90 en multitud de lugares, están protagonizados por una gran diversidad de personajes: hombres y mujeres, solteros, casados, divorciados y viudos, heterosexuales, homosexuales y transexuales, carpinteros, camareros, modelos, sacerdotes y jardineros,... Es como si Antonio hubiera salido a la calle cámara en mano, fotografiara a unas cincuenta personas al azar y a partir de esas imágenes creara para cada una de esas personas una historia muy pausible (los relatos, salvo un par de corte metafórico, son verosímiles y realistas).

Decía que el tema central de los relatos es el amor y el desengaño, pero sería incorrecto dejarlo así; “Los invitados al jardín” cuenta una historia mucho más profunda. Cada protagonista de estas historias está, de una forma u otra, enamorado, viviendo en un Paraíso sentimental, en el Jardín del Edén. Sin embargo, pronto descubre que ese Jardín en el que todo parece perfecto e inmutable no lo es tanto. En palabras del propio Gala, “Nosotros somos los invitados al jardín: de la vida, del amor, de la felicidad, de la alegría... No permaneceremos en él siempre, ni siempre nos parecerá en flor. Ni siquiera seremos dichosos durante todo el tiempo que lo habitemos. Por nuestra propia culpa, en buena parte. De eso trata este libro.” Ante eso, creo que no puede añadir nada que os lo aclare mejor.

Antonio Gala es un escritor cordobés nacido en 1936. Está licenciado en Derecho, en Filosofía y Letras y en Ciencias Políticas y Economía, además de ser doctor Honoris Causa por la Universidad de Córdoba. Además, ha ganado el Premio Nacional de Teatro Calderón de la Barca (Los verdes campos del edén, 1963), el Premio César González Ruano de Periodismo (Los ojos de Troylo, 1975) y el Premio Planeta (El manuscrito carmesí, 1990) entre muchos otros.

Más información:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada