lunes, 10 de marzo de 2014

Los Bosques del silencio

 Hace ya mucho tiempo desde la última vez que visité este blog. Los estudios, la rutina de la vida diaria y la pereza me han impedido seguir actualizándolo y compartir con vosotros (muchos o pocos eso qué más da) mis lecturas y mis impresiones literarias, por pobres que éstas sean. Durante este tiempo, poco tiempo he tenido para leer; muchos proyectos que tenía en mente han muerto o han sido paralizados, a la espera del momento idóneo para llevarlos a cabo. Pero hoy, intento retomar las riendas de este blog; no sé cuánto tiempo podré mantenerlo ni si lo actualizaré con frecuencia, solamente sé que tengo ganas de volver a leer, y si este blog me sirve como excusa para hacerlo, bienvenido sea. Y sin más dilación, en el re-estreno de “El trono del emperador”, permitan que les presente “Los Bosques del silencio” de Emily Rodda.

 “Los Bosques del silencio” es la primera novela de “El cinturón de Deltora”, una saga de ocho libros dirigida al público adolescente. Deltora es un mundo fantástico ubicado en un contexto medieval. Desde la capital, Del, el rey gobierna el país con la ayuda de su primer consejero, Prandine, y cumpliendo la Regla, un conjunto de normas y tradiciones que marca su día a día. Jarred, hijo de un sirviente muerto hace años, vive en palacio y se convierte en el mejor amigo de Endon, hijo del rey y príncipe heredero. Su amistad se mantiene fuerte y sin fisuras hasta que una misteriosa enfermedad ataca y acaba primero con la reina y después con el rey. Sin apenas tiempo para asimilarlo, Endon se convierte en rey y hereda el famoso cinturón de Deltora, un hermoso cinturón de acero con siete gemas mágicas incrustadas en él. Todo parece ir como de costumbre en la ceremonia de coronación del rey Endon, pero Jarred sospecha que no todo es lo que parece y decide investigar sobre el cinturón.

 En la biblioteca del palacio descubre que el cinturón fue creado por el primer rey de Deltora para mantener alejado al tenebroso Señor de la Sombra, que pretendía invadir el país y esclavizar a sus habitantes. Las siete gemas del cinturón, pertenecientes a las siete tribus de Deltora, sirven como talismán para mantener al oscuro tirano fuera de sus fronteras, pero para que funcionen, el rey debe portar el cinturón en todo momento. Sin embargo, la Regla dictamina que el rey solo debe llevar el cinturón durante su coronación y el resto del tiempo debe ser guardado en un lugar seguro. Angustiado por su descubrimiento, Jarred corre a avisar a su amigo del peligro que corre todo el país, pero Endon no le cree y Prandine aprovecha la confusión del joven monarca para ponerlo en su contra. Acusado de alta traición, Jarred se ve obligado a escapar de palacio y refugiarse en la ciudad, oculto entre la pobreza y la miseria. Pero Jarred sabe que el ataque del Señor de la Sombra está próximo y que algún día, su amigo necesitará su ayuda. Finalmente, el Señor de la Sombra lanza su invasión, se hace con el palacio y destruye el cinturón, dispersando las siete gemas por todo Deltora. Endon y su esposa consiguen escapar y ponerse a salvo gracias a la ayuda de Jarred. Con el cinturón destruido, todo parece perdido.

 Dieciséis años más tarde, el día de su decimosexto cumpleaños, el joven Lief está a punto de conocer una verdad impactante. Durante toda su vida ha vivido en Del, cumpliendo las estrictas leyes fijadas por el Señor de la Sombra junto a sus padres, pero nunca imaginó que su padre, Jarred, fuese íntimo del depuesto rey Endon y portador de una misión crucial: recuperar las gemas del cinturón. Según lo planeado la noche en que el Señor de la Sombra se hizo con el poder, Jarred debía esperar unos años y salir en búsqueda de las gemas, pero un accidente con un árbol caído cuando Lief tenía diez años le provocó una cojera que le impedía cumplir su labor; ahora la misión recaía en su hijo.

 Acompañado de Barda, un antiguo guardia de palacio, Lief se lanza a la aventura con el objetivo de recuperar las siete gemas y desterrar al Señor de la Sombra. Su primera parada serán los Bosques del silencio, un lugar oscuro y tenebroso al que muy pocas osan ir. Allí conocerán a Jasmine, una joven huérfana que vive en los bosques que está perfectamente adaptada para sobrevivir a sus peligros; con su ayuda, Lief y Barda deberán adentrarse en lo más profundo de los Bosques para encontrar su primer tesoro.

 Emily Rodda es el seudónimo que utiliza Jennifer Rowe cuando escribe para niños y adolescentes, pero usa su verdadero nombre para escribir novelas de misterio para adultos. Jennifer nació en Sidney (Australia) en 1948 y se graduó en Literatura inglesa en la universidad de dicha ciudad en 1973. Su primera novela fue “Something special” y con ella ganó el premio al “Mejor libro para niños del año” otorgado por el CBCA (Children's Book Council of Australia). Además de “El cinturón de Deltora”, también es autora de “Rowan of Rin”, la trilogía “Rondo” y la también trilogía “Las tres puertas”, con las que ha ganado numerosos premios y reconocimientos.

Más información:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada