domingo, 20 de octubre de 2013

El refugiado

Cada vez me cuesta más mantener al día el blog. Apenas tengo tiempo, ganas y fuerzas para leer y escribir estas reseñas, no sé si será cosa de la edad, el estrés o una mala organización. Además, tengo un par de proyectos que me gustaría llevar adelante y que posiblemente me ocupen bastante tiempo, así que no os extrañéis si alguna semana no llego puntual a nuestra cita. Pero esta semana aquí estoy para presentaros “El refugiado” y cerrar así este pequeño ciclo por Stefan Zweig.

“El refugiado” es un relato muy cortito protagonizado por Boris, un desertor del ejército ruso de la I Guerra Mundial que trata de volver desesperadamente a casa con los suyos. Sin embargo, se encuentra aislado en Villeneuve, una aldea suiza a orillas del lago Ginebra, rodeado de gente que no habla su idioma y de cuya caridad depende para poder vestirse, comer y dormir. Todos los aldeanos tratan de decirle que lo mejor es que espere a que acabe la guerra antes de intentar el regreso a su país, muy agitado desde la caída del Zar, pero para Boris toda espera se hace larga e intentará llegar a Rusia sea como sea.

Y poco más se puede decir sin desvelar toda la historia, es la pega de ser una historia tan corta. Pero la escasez de longitud no es obstáculo para reconocer el estilo de Zweig: realismo y ternura. De esta forma, “El refugiado” puede ser una buena manera de empezar a leer algo de este escritor.

Más información:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada