lunes, 25 de febrero de 2013

Claves de identidad laical

Hoy os acerco un texto distinto a los demás, ya que no se trata ni de una novela, ni de una obra de teatro, ni de un manga ni nada así. Hoy os traigo una ponencia, una conferencia, un artículo largo o un ensayo muy cortito, como queráis verlo. Hoy os traigo “Claves de identidad laical. Fundamentos de la vocación y misión del laico cristiano” de Guzmán M. Carriquiry.

“Claves de identidad laical” es un librito (50 páginas) editado por la Delegación de Laicos de la diócesis de Orihuela-Alicante y que recoge la ponencia de mismo nombre dada por el Dr. Carriquiry en la Universidad de Alicante con motivo del I Congreso Diocesano de Laicos. En esta conferencia, el Dr Carriquiry analiza la situación de los fieles laicos en la Iglesia católica desde el Concilio Vaticano II, estudiando su motivación, origen, desarrollo y futuro. Habla de cuál debe ser el papel del laico dentro de la Iglesia, cuál es su misión dentro de la nueva evangelización y cuáles son los requisitos que debe cumplir antes de lanzarse a la aventura del mundo. Habla de las relaciones entre laicos y sacerdotes, de los movimientos y asociaciones laicos y de la compaginación de la vida espiritual y de la profesional. Todo muy interesante, aunque con un lenguaje quizás demasiado técnico y plagado de notas y citas. Al final, el libro incluye una serie de preguntas para la reflexión personal.

Guzmán M. Carriquiry Lecour nació en Montevideo (Uruguay) en 1944. Es doctor en Derecho y Ciencias Sociales por la Universidad de la República y doctor honoris causa en Jurisprudencia y Ciencias Políticas por la Universidad de Santo Tomás de Aquino. Desde hace más de 35 años trabajo al servicio de la Santa Sede, siendo colaborador cercano de Pablo VI, Juan Pablo II y Benedicto XVI. Actualmente es el secretario de la Comisión Pontificia para América Latina y sub-secretario del Pontificio Consejo para los Laicos (lo que en la práctica le convierte en el laico con más responsabilidad dentro del Vaticano). Ha recibido, entre otras, la más alta condecoración pontificia, “Caballero de la Gran Cruz de la Orden de San Gregorio Magno”.

Más información:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada